H e m e r o t e c a
  1968 - JUNIO - SEMANA
 

Rocío Jurado








-  Lady España  -



 
 




NOS PRESENTA A SU NOVIO


Es Enrique garcía Vernetta, joven industrial valenciano. Se casarán cuando Rocío alcance las metas artísticas que anhela.

 
'Temía que nuestro amor ya no fuera solo nuestro si saltaba a las páginas de los periódicos'



Revista Semana - Junio 1968







Rocío y su novio pasean por el parque del Retiro. Rocío había guardado celosamente el secreto de su noviazgo por considerarlo patrimonio de su íntimidad.



  



Está muy contenta la bella actriz de Chipiona. Rocío gusta de tocar la guitarra en sus ratos libres.En su vestuario no falta el minivestido con remniscencias andaluzas.
 
 
¡Que calladito se lo tenía! Negaba una y otra vez
- No, no tengo novio.
- No es pecado tenerlo...
- Ya lo sé. Pero no lo tengo. Me falta tiempo para encontrar novio, para enamorarme.... Además...

-¿Qué?

- Que si lo tuviera no lo diría. He aprendido algo: no se puede mezclar la vida pública con la privada. Entre la mujer y la artista conviene echar un telón metálico. ¡Digo!
 
Si, estas cosas me las dijo hace un par de meses. No me las creí demasiado. Me refiero claro a que no tenía novio... Poruqe sus ojos negros, casi moros, brillanban intensamente cuando tocábamos el tema del amor, el noviazgo, el matrimonio... Eran como los de la copla, 'unos ojos traidores'. Luego me enteré de que Rocío desciende de árabes.
 
- ¿No dicen - la pregunté - que los ojos de las mujeres árabes encierran misterios?
 
- Sí, eso dicen...
 
Y sus ojos brillaban de una manera...



   



 
Horas antes de salir rumbo a Ámerica, Rocío recibió la visita de su prometido, que vive habitualmente en Valencia. Juntos posaron ante nuestro fotógrafo. Rocío y Enrique pareja felíz.
 
 
 
 
 
ES ENRIQUE
 
 
Han transcurrido dos meses desde entonces. Nuestra cámara sorpendió a Rocío Jurado. Pasea tranquilamente entre las frondas del madrileño parque del Retiro. Viste de blanco, el color de las novias... Rocío no va sola. va del brazo de un muchacho alto, de aspecto simpático, que fuma un puro. Rocío - sus ojos brillan de esa forma especial ya característica de ella - nos lo presenta:
 
- Es Enrique.
 
Enrique García Verneta, joven industrial, valenciano. Bien...
 
- Mi novio.
 
Estuve por decirla: 'ya lo sabía Rocío. Tus ojitos traidores me lo dijeron hace unos meses'. Pero no lo dije.
 
- Me marcho a Ámerica mañana mismo. Enrique he venido a despedirme. Durante un mes actuaré en Argentina, Perú, Uruguay y Venezuela... Es el sino de los artistas: pasarse la vida viajando.
 
Lo dijo como lamentando tener que ausentarse de España.
 
- Preferiría quedarme. Ahora tengo un motivo importante para hacerlo... Pero pienso que no debo hacerlo, aunque a él y a mi nos duela.
 
Ahora surgía la Rocío Jurado espontánea, sincera, la que tiene mucho de árabe... solo por fuera.









 
UN CAMINO DIFÍCIL
 
 
- No me ha sido fácil llegar a donde he llegado. He tenido que vencer muchos obstáculos. Pienso que habré fracasado si no alcanzo la meta que me propuse hace algún tiempo: llegar a ser la primera figura de la canción española. Sí, si la primera... No es malo ser ambiciosa en el terrerno artístico. Y creo que ahora puedo dar el salto definitivo hacia adelante. Lo presiento... Entonces, sí; cuando alcance lo que intimamente anhelo, podré retirarme feliz para consagrarme a él.
 
Enrique piensa como Rocío. No puedo impedir - no debe hacerlo, auqnue quizá pudiera - que ella alcance su plenitud artística. Además son jovenes y pueden esperar...
 
- ¿Cuánto tiempo Rocío?

- El y yo quisieramos que poco... ¡Muy poco!
 
Rocío Jurado - una de las mejores voces de la canción española - vive ahora su mejor momento físico y artístico. El año pasado fue elegida Lady España 1967. Las ofertas de trabajo llueven sobre ella. Pero no todo ha sido cómodo el camino hasta aquí... Nació en chipiona, un pueblo chiquito, muy blanco, que se asoma al Atlántico inmenso - dicen que los langistinos de Chpiona son los mejores del mundo -. El padre de Rocío era zapatero. Cuando murió, ella se puso a trabajar. Era imprenscindible.
 
- Cantaba por los pueblos de la provincia. ¡Qué otra cosa podía hacer? Cantar que es lo mejor que me salía.





 
 

LAS ÚLTIMAS HORAS
 
 
 
A fuerza de nervio, ímpetu y donaire, Rocío ascendió peldaños. conquistó Andalucía. Se trasladó a Madrid. Sus ojos con esencias árabes se hicieron notar... Luego, su voz, potente, dramática. De esto hace media docena de años. Su noviazgo es mas reciente, pero no de ayer mismo.
 
- Debéis perdonarme por haberlo ocultado... Tenía miedo... Siempre digo que la vida privada es, eso, rivada. Temía que nuestro amor ya no fuera solo nuestro si saltaba a las páginas de los periódicos. Aveces parece que las artistas no tenemos derecho a enamorarnos. O que si lo hacemos es, precisamente, para que nos hagan reportajes.
 
La verdad es que por nuestra parte, no había nada que perdonar. Rocío obró - y ahora - a dictados de corazón de mujer. Siguieron su camino. Rocío y Enrique s even poco. Los viajes de ella. El trabajo de él, que le retiene en Valencia. Quería apurar las últimas horas. el avión de Buenos Aires ya estaba esperando...
 
- Hasta la vuelta - me dijo Rocío.
 
Quizá cuando vuelva tenga que vestirese otra vez de blanco.






-Reportaje incorporado en la web, gracias a Alex, admirador de Rocío desde Alicante.





http://www.galatea77.com/imagenes1/volver.gif







www.lamasgrande.es
 
  Hoy habia 4 visitantes (28 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=